Ciencia

Los primeros Tyrannosaurus eran una víctima más de este enorme dinosaurio con dientes de tiburón

Puede que no tenga un nombre tan pegadizo como el del Tyrannosaurus, pero hubo un tiempo en el que el Ulughbegsaurus uzbekistanensis era el auténtico amo del cotarro en las junglas de lo que hoy es Uzbekistan. Este enorme dinosaurio carnívoro era el máximo depredador del cretácico tardío, y su dieta incluía también Tyrannosaurus.

El Ulughbegsaurus uzbekistanensis es una nueva especie de una familia no tan conocida de dinosaurios terópodos, los Carcharodontosauria, llamados así por sus dientes aserrados. Se trata de una familia anterior a los Tyrannosaurus aunque muy similar en forma. Entre sus miembros más notables está el Allosaurus o el Giganotosaurus. La familia incluye algunos de los dinosuarios carnívoros más grandes jamás descubiertos, con ejemplares que alcanzan los 13,3 metros de longitud y las 15,1 toneladas de peso. El ejemplar de tyrannosaurio más grande conocido, apodado Scotty, debía pesar alrededor de ocho toneladas en comparación.

Un estudio de los huesos de los Carcharadontosaurus llevado a cabo por Donald Henderson, responsable de los dinosaurios del Museo Tyrrell, sugiere que la musculatura y el centro de gravedad de estos depredadores les permitía sujetar y levantar piezas de más de 400 kilos de peso con facilidad.

El ejemplar recién descubierto en el desierto de Kyzylkum, en la República de Uzbekistán, no es tan grande. Medía alrededor de 7,5 u ocho metros, pero aquella era una época en la que las diferentes especies de Tyrannosaurus como el Timurlengia no eran tan grandes como el famoso Tyrannosaurus rex, lo que probablemente las convertía en presa fácil para este depredador, que estaba en la cumbre de la pirámide alimenticia del Cretácico tardío, hace alrededor de 90 millones de años. El era alrededor de dos veces más largo y más de cinco veces más pesado.

Por Carlos Zahumenszky

Ilustración: Julius Csotonyi

Créditos:es.gizmodo.com

También te puede interesar.

Más en Ciencia