Salud

¿Qué tan efectivas son las dietas que encontramos (y buscamos) en Google?

Antes de tomar cualquier decisión es fundamental informarte. aquí, te damos las claves que necesitas.

Esta pregunta surgió mientras platicaba con una amiga que me pedía consejos sobre la dieta Keto y si en realidad era tan buena como las celebridades prometían –hablaremos de esto más adelante–. Obviamente la mandé con mi nutriólogo y se terminaron sus preguntas, pero la mía continuó. Con la duda en mano fui a mis recuerdos digitales –#editordigital–, encontré la lista de las tres dietas más requeridas por las mexicanas y, extrañamente, la población de Nayarit es la que busca más dietas milagro… ¿Todo bien por allá?

Antes de entrar en detalle debemos saber que las dietas, o más bien los planes alimenticios, son únicos y diseñados por especialistas certificados que analizan tu cuerpo y estilo de vida para decirte con precisión lo que te funciona o no, pues aunque suene a cliché, todos somos únicos y diferentes.

Primera búsqueda:
La dieta Keto

Famosa, reconocida y hecha por muchas, la dieta Keto parece nueva pero no lo es: fue creada en los años 20 del siglo pasado como principal tratamiento contra la epilepsia y se usó durante mucho tiempo para evitar las convulsiones y mejorar la calidad de vida de los pacientes. En nuestros días se ha popularizado por personas muy famosas, la familia Kardashian entre las que más, especialmente Kourtney, fiel devota de la cetosis por años. Pero, ¿realmente deberías consumir un producto solo porque ellas lo recomiendan? La respuesta rápida es: NO. El método Keto es uno de los más restrictivos y eso puede afectar tu salud, para que sepas un poco más te explico rápido de qué se trata.

¿Qué es la dieta Keto?

Busca como principal objetivo quemar un alto contenido de grasas y muy pocos carbohidratos. De acuerdo con la Clínica Mayo: “Hay que consumir menos de 50 gramos de carbohidratos, más o menos la mitad de una ciabatta, para obtener la energía que necesitas diariamente, al quemar grasa el cuerpo ingresa en un estado denominado ‘cetosis’, el cual es importante”. De acuerdo con la poca investigación que existe, se cree que esto ofrece beneficios al cerebro, pues controla el azúcar en la sangre y ayuda a perder peso, lo que suena maravilloso y hace que todos queramos estar en cetosis, pero… así como tu ex, la dieta Keto no es maravillosa ni mágica, no creas que quedarás flaquísima en tres meses, es un proceso largo, con varios descansos y debe ser revisado por especialistas en el tema; así que si tu amiga te pasa su dieta, dale las gracias e inmediata- mente consulta a un experto. “Que las mujeres se pasen las dietas porque a sus amigas les funcionó, está mal, muy mal. La dieta cetogénica o Keto, si bien es un tratamiento efectivo para la pérdida de grasa, debe ser monitoreada, suplementada y dirigida hacia cambios de hábitos correctos, evitando el mal uso de este método, lo que puede ser contraproducente para la salud. Cualquier tipo de tratamiento debe ser personalizado de acuerdo con los objetivos y estado de salud de cada paciente”, explica la licenciada Sandra Salazar Ruiz, gerente de nutrición de las clínicas Vime, especialistas en la dieta Keto.

Si decides hacerla, un profesional debe revisar tu historia clínica y hacerte una valoración corporal, luego de estudios de laboratorio (química sanguínea de 27 elementos, biometría hemática y examen general de orina), antes de entregarte una dieta mes por mes, con la promesa de pérdida de peso constante, y suplemento para tu alimentación, todo pensado para no correr riesgos de salud como descompensaciones.

Segunda búsqueda:
Dietas para bajar de peso rápidamente

Me da pánico pensar que las mujeres buscan milagros para lograr este objetivo. Aprende que sin una buena alimentación, ejercicio regular y la eliminación del estrés no podrás alcanzar el peso deseado de manera saludable, lo que es esencial.

Las dietas que pro- meten efectos ‘mágicos’ están pésimamente hechas y son en extremo restrictivas. Una de las más famosas por prometer pérdidas enormes de peso(entre 2 y 5 kilos al mes) es la militar. ¿Cómo es esto posible? Obviamente, mediante una reducción calórica brutal, que permite solo mil calorías al día, y ello se traduce a ni siquiera tres comidas completas. Recuerda que cuando no ingieres grasa, literalmente ‘te comes’ a tu cuerpo. “Debemos entender que cuando comienzas a perder peso, lo primero que se consume es el músculo y la densidad ósea, después va por los nutrientes de los órganos y, al final, la grasa”, explica Pepe Oliva, nutriólogo certificado con práctica privada en la Ciudad de México. Por esta razón, todo plan alimentario que inicies debe ser proporcionado por un nutriólogo certificado. Warning: si la dieta te promete bajar de peso en muy poco tiempo, amablemente responde: “¡No, gracias!”.

Tercera búsqueda:
Dietas detox

¿Jugos y líquidos para desintoxicarte? ¡Atención! Conocemos estos jugos que aseguran los beneficios de ‘purificar’ de manera natural a tu cuerpo, pero el problema es que eso no es enteramente cierto. Los jugos detox y solo tomar líquidos es lo peor que puedes hacer, pues tu hígado es el encargado de desintoxicar tu organismo y, ¿adivina qué?, lo hace todos los días y todo el tiempo… ¡siempre! “Estos métodos naturales tienen como promesa aportar nutrientes de calidad que ayudan a eliminar toxinas, sin embargo, el organismo es capaz de depurarse por completo, por lo cual no son necesarios. Los nutrientes que tienen jamás podrán sustituir una alimentación, pues falta ese balance nutrimental adecuado; no es bueno depender de algún grupo de productos o alimentos, su exceso generaría un efecto contrario de toxicidad”, afirma Ramón Benitez, especialista en nutrición deportiva con práctica privada en la Ciudad de México. “El exceso de jugos puede disminuir el apetito o sustituir a otros nutrientes, ocasionando deficiencias nutricionales que deriven en problemas de salud como un bajo consumo de proteína o grasas esenciales. No es recomendable creer en programas para desintoxicar el organismo, eso es un proceso natural que lo hace por si solo todos los días; no te dejes llevar por modas, es mejor averiguar y sacar sus propias conclusiones”, concluye el nutriólogo Benitez.

Pero seguro dirás: “Mi abuelita decía que hay alimentos que desintoxican”, y en parte tenía razón: una dieta balanceada puede ayudar a que tu hígado funcione mejor, pero ello no significa que el alimento por sí solo haga la labor; si quieres darle un boost de energía a tu hígado, hazlo ingiriendo aguacate, alcachofas, betabel, brócoli, té verde y limón, productos llenos de antioxidantes, vitaminas, minerales y betalaína, que regeneran tus células. ¡Tu detox diario es posible solo comiendo bien y mejor! Te lo aseguramos.

Fuente: cosmopolitan.com.mx

También te puede interesar.

Más en Salud