Vuelta Verde

Vertido de 1.000 toneladas de petróleo afecta ya a 15 kilómetros de costa en isla Mauricio

El vertido de petróleo en la paradisíaca isla de Mauricio, en el Océano Índico, ya es una catástrofe ecológica en toda regla. Unas 1.000 toneladas de fuel procedentes del barco encallado MV Wakashio se han extendido por unos 15 kilómetros de costa afectando a una laguna, manglares, playas y varias comunidades, entre ellas la bella ciudad de Mahebourg. En su desesperación, cientos de mauricianos están usando hojas de caña y su propio cabello, materiales que absorben el fuel pero no el agua marina, para confeccionar improvisadas barreras flotantes de contención. El peligro ahora es que el barco se parta en dos debido a las malas condiciones del mar y se liberen las 2.500 toneladas que aún conserva en su interior.

“Se me rompe el corazón de ver lo que está pasando”, asegura Romina Tello, propietaria de la agencia de viajes sostenibles Mauritius Conscious. “El barco encalló el 25 de julio y durante 11 días no se hizo nada. Pero cuando se abrió una brecha en el casco y el petróleo comenzó a inundar la laguna, toda la comunidad se movilizó. El sistema de protección puesto por el Gobierno no fue suficiente, así que los vecinos empezaron a recolectar hoja de caña de azúcar para usarla como barreras protectoras. Además se puso en marcha una campaña para recolectar cabello humano y emplearlo también como contención, todos los salones de belleza y peluquerías de la isla ofrecen descuentos y muchísima gente ha respondido, incluso los niños”, añade Tello.

Foto: Greenpeace África

Créditos: elpais.com

También te puede interesar.

Más en Vuelta Verde